DICCIONARIO CINEPOÉTICO

Bajo la mirada de un satélite 

“Después, el impávido amanecer/ nos descubrió los cálidos cuerpos,/ entre las sábanas./ Aún conservo las ganas en mi piel”, expresa la cinepoeta Raquel Ayala, en este cinepoema dedicado al plano cenital.

Por Raquel Ayala

En la continuidad de un balcón nocturno,
tras henchidas risas,
sucedió lo evitable entre el bullicio. 

Aún tengo encarnado el coste de tu beso.

Quién diría que horas antes,
bajo la mirada de un satélite, 
resonarían en mi mente las palabras prohibidas.

Aún las custodio entre sueños.

Después, el impávido amanecer 
nos descubrió los cálidos cuerpos,
entre las sábanas.

Aún conservo las ganas en mi piel.

Tras el camino de la tarde
con la complicidad de pasos, 
lo dimos todo por hecho.

Aún sumamos días al reencuentro.

Ahora cae la noche ante mis ojos
llenos de recuerdos agotados
y aunque mi memoria aún alcanza para seguirte guardando.
Ya no te encuentro.

©

*Este texto forma parte del Diccionario Cinepoético de Raquel Ayala.

Raquel Ayala es escritora, feminista, correctora de estilo y cinéfila. Se ha desempeñado como comentarista y crítica de cine. El secreto de su belleza es que se baña con nitrato de cineasta.

@rackhayala