A VECES ME DESPRECIO

Más metal, menos faringitis

Cuando se dio a conocer la noticia de la unificación de las dos empresas metaleras, muchos estábamos incrédulos después de lo vivido en los pasados festivales, pero demos el voto de confianza para este año. Los promotores parecen haber entendido que no pueden jugar con el gusto y los bolsillos del respetable, ese público fiel a sus expresiones artísticas, a pesar del lodo.

Por Félix Morriña

Los malos muy malos Slipnot.

Serán nodales para los amantes del metal, en todas sus manifestaciones y ramificaciones, los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, porque por primera vez dos empresas, dos conceptos otrora competidores en la escena metalera mundial, se unifican en México para ofrecer ese fin de semana, lo más destacado de sus agendas promotoras y dejar satisfechas las demandas de grupos de primer nivel en un solo encuentro anual: el Knotfest y el Force Fest.

La alineación final por parte del Knotfest está compuesta por Godsmack, Bullet For My Valentine, Papa Roach, 311, Stratovarius, Carcass, Suicidal Tendencies, Notihing More, Belphegor y Of Mice and Men, entre otros. Por su parte, el Force Fest contará con la presencia de Rob Zombie, WASP, In Flames, Accept, Testament y La Castañeda, entre otros. 

La sede de ambos escenarios será el Parque Deportivo Oceanía, el cual tiene las instalaciones apropiadas para concretar esta proeza empresarial metalera, la cual apoyará económicamente a instancias benefactoras de la sociedad civil, como un acto solidario para los más necesitados en este país.

¡Festivales unidos, jamás serán vencidos!

En el cabezal del cartel de ambos eventos están la banda Slipnot, quienes traen bajo el brazo su nuevo disco “We Are Not Your Kind”, uno de los álbumes metaleros más exitosos del momento, porque ha debutado en el número uno en ocho naciones en tan sólo un mes de haber salido al mercado. También es de destacar que Slipnot hará su primera aparición ante el público mexicano de la Ciudad de México (CDMX). Otro de los grupos que se presentará también por primera vez en el país es Godsmack y es el que ha creado mayor expectativa por la espectacularidad de sus presentaciones y el nivel creativo que los ha colocado en la mira de las nuevas generaciones del metal.

Slipnot, “Psychosocial”.

Muchos me han preguntado si el parque Deportivo Oceanía es el lugar indicado para un encuentro masivo de esta magnitud, máxime si el lluvioso y helado clima no está a favor en esta naciente temporada invernal, por lo que consulté a la empresa Live Talent sobre el tema: “Siempre, estamos preocupados por ofrecer a los asistentes un lugar con vías accesibles y el experimentado equipo de seguridad eligió la sede del Deportivo Oceanía por su sencillez a la hora de la accesibilidad y los traslados, ya que cuenta con cuatro estaciones del Metro de diferentes líneas en sus cercanías, como la del Metro Deportivo Oceanía, la cual está apenas a las puertas del inmenso parque. También cuenta con importantes arterias que conectan con toda la ciudad por medio del transporte público y autos particulares”, respondieron.

En un comunicado señalaron que: “El compromiso social de Live Talent quedará en la memoria colectiva al comprometerse en dejar huella permanente en la sociedad mexicana, rehabilitando el Deportivo Oceanía para dejar como legado un espacio digno para el uso de los habitantes de la alcaldía Venustiano Carranza y de sus miles de visitantes de la CDMX y allende las fronteras”.

Debo mencionar que tiene más de tres lustros que no piso esa zona de la CDMX, luego entonces espero que las cosas salgan como están planeado para bien de todos, porque el año pasado, en Teotihuacán, el Force Fest me dejó tremenda faringitis, desgaste fisiológico y económico, incomodidades a la hora de estacionar y sacar los automóviles del tremendo lodazal en el que quedamos un nutrido grupo de periodistas.

Debo mencionar que tiene más de tres lustros que no piso esa zona de la CDMX, luego entonces espero que las cosas salgan como están planeado para bien de todos, porque el año pasado, en Teotihuacán, el Force Fest me dejó tremenda faringitis, desgaste fisiológico y económico, incomodidades a la hora de estacionar y sacar los automóviles del tremendo lodazal en el que quedamos un nutrido grupo de periodistas. El improvisado estacionamiento en parcelas no fue lo más indicado para dejar los vehículos y eso dejó mal parados a los organizadores.

Por otro lado, los grupos también sufrieron en sus conciertos, porque el clima, una vez más, hizo mella en los escenarios a lo largo de los dos días del encuentro que se llevó a cabo en el Estado de México. Las violentas ráfagas de viento que levantaban la escenografía de algunas bandas, la tremenda lluvia, el lodazal, la insuficiente comida y bebidas, terminaron por arruinar lo que esperábamos como un lindo fin de semana en el campo con metal de verdad.  Pero bueno, esos son los trajines de los encuentros masivos, a eso uno se puede arriesgar en un festival de estas magnitudes, pero sí se pueden evitar muchos contratiempos y malestares, como lo del estacionamiento y los insumos naturales que nunca deben faltar.

Evanecense, “Bring Me To Life”.

Cuando se dio a conocer la noticia de la unificación de las dos empresas metaleras, muchos estábamos incrédulos después de lo vivido en los pasados festivales, pero demos el voto de confianza para este año. Los promotores parecen haber entendido que no pueden jugar con el gusto y los bolsillos del respetable, ese público fiel a sus expresiones artísticas.

Como siempre, los más exigentes piden una mejora en la programación de las bandas, con lo cual es difícil complacer a todos, pero deben tomarse en cuenta sus peticiones para próximos festivales. Los comerciantes piden mejores condiciones a los organizadores para trabajar por lo que pagan e invierten, porque en estos tiempos las pérdidas son fatales para la economía y para todos. En fin, intentemos una vez más hacer de este encuentro masivo de rock metalero, algo que valga la pena darle continuidad.

¡Por allá nos vemos si la salud y la vida nos lo permiten! Mientras tanto que suene Rob Zombie y su”Dragula”:

Rob Zombie y su”Dragula”.

©

Dandy pero punk.

Félix Morriña es periodista y promotor ex etílico-neo canábico cultural. Columnista en Impulso, Semanario Punto Revista Ágora. “Este oficio sí es para cínicos”, podría ser el título de su libro de crónicas culturales.