EL RECETARIO DEL CINE MEXICANO

“Carnitas estelares” con sabor a tecnoanarcumbia

La Masterchef de la  crítica cinematográfica mexicana, se pone guapa y nos comparte a Los Cínicos, la receta para hacer un filme como El Alien y yo (México, 2016), de Jesús Magaña. Afirma, además, que el perfecto maridaje para disfrutar esta “sabrosura” es acompañarlo con varios tragos de “sponsor ego”. Tomen nota.

Por Raquel Ayala

Alien_Interior¿Cómo se prepara una película sobre una banda de rock punk que toca tecnoanarcumbia? Fácil, agregas la imaginación sincera y posnorteña de Carlos Velázquez y su cuento El Alien Agropecuario, la mente fílmica del cineasta mexicano Jesús Magaña, las ilustraciones de Alejandro Magallanes, tres actores frescos que la hagan de músicos punks, después colócalos frente a la lente de Alejandro Cantú, ponle un montón de canciones pegajosas, agrégale a Quiero Club, una pisca de la pinche Amandititita, luego revuelve un poco y añádele a Don Gramófono (Carlos Aragón) al gusto; ahora la mezcla a hervir a fuego lento hasta que surjan “Los puercos pastel”.

Cuando suelte el primer hervor tendrás una puerquísima, divertida y nada pretenciosa historia que comienza in media res, narrada con la viva voz de Rita (Inés de Tavira) al puro estilo de Malcolm in the Middle; pero con ese sazón a la mexicana muy particular de Jesús Magaña que seguro te hará explotar la cabeza al ritmo de Da Feels y su punk tecnoanarcumbia.

Al quitar del fuego es necesario ponerle el ingrediente especial, hay que ponerle un Alien (Paco de la Fuente) completo con todo y teclados; pero lo más importante es que éste debe ser bien virgencito, pues eso le dará al platillo un toque tecnoanarcocumbiero que todas las personas en este país necesitamos en nuestras vidas.

Al quitar del fuego es necesario ponerle el ingrediente especial, hay que ponerle un Alien (Paco de la Fuente) completo con todo y teclados; pero lo más importante es que éste debe ser bien virgencito, pues eso le dará al platillo un toque tecnoanarcocumbiero que todas las personas en este país necesitamos en nuestras vidas. Eso sin olvidar que ese detalle, ese detallito, ese detallón, se convertirá en la Yoko Ono de los puerquitos, pues mientras El Alien se entrega con pasión y locura desenfrenada a tocar sus teclados mágicos, Lauro (Juan Pablo Campa) y Agus (Juan Ugarte) se pasarán la fiesta apostando porque alguien se coma por primera vez al puerco Alien.

El perfecto maridaje para disfrutar esta sabrosura es acompañarlo con varios tragos de ‘sponsor ego’, el cual hace que los puerquitos se conviertan en carnitas estelares en un cazo llamado “triángulo amoroso” que en vez de terminar con un demencial concierto, acaba con la poca adrenalina que tenías y cierra con la, no sé porqué ni quiero saber, cocción de un Alien Jr. que seguro te llevará, inevitablemente, a entregarte al mal del  puerco. ©

Raquel Ayala_Semblanza
La nieta bastarda de Ayala Blanco.

Raquel Ayala es productora y crítica de cine, además de guía turística de municipios Salvajes en FemPower.

@rackhayala