DANDYS Y CÍNICOS

No mentir, no robar y no mamar

Vaya que esta Cuarta Transformación está castigando al sector cultura, además de confundir a sus ídolos “mamados”. He aquí los tres principios que se deberían cumplir del evangelio pejista: No mentir, no robar y no mamar.

Por José Antonio Monterrosas Figueiras

Leopoldo Méndez,
Venustiano Carranza, 1934,
xilografía.

El 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución que hoy —en tiempos de Cuarta Transformación— todavía rige a nuestro país. Ese mismo año, pero en el mes de septiembre, nacía Rodolfo Guzmán Huerta, en el estado de Hidalgo, quien se hizo inmortal al cubrirse el rostro con la máscara plateada de El Santo.   

Hace 35 años don Rodolfo, al concluir una presentación en el teatro Blanquita, de la Ciudad de México, se sintió agotado y en su camerino después de recostarse para reposar, tuvo que ser trasladado de urgencia a un hospital donde finalmente falleció de un infarto.

En el marco de esta conmemoración luctuosa, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) prepara para este miércoles, 6 de febrero una charla con el nombre muy sugerente de: Santo, cine y prensa, en la que estarán presentes un grupo de especialistas, ellos son Rafael Hernández Ángeles, Viviana García-Besné y Genaro Saúl Reyes, moderados por Gabriela Cantú. Ahí nos vemos.

Otros mamados, Santo

En el transcurso de la mañana del 5 y parte del 4 de febrero, la Secretaría de Cultura Federal compartió información relacionada a la conmemoración de la muerte del gladiador, sucedida —como muchos sabemos— el 5 de febrero de 1984. La primera —que incluso me llegó a mi WhatsApp— fue la del ya celebre meme que contiene 9 imágenes de algún personaje y toca responder a una pregunta que en este caso fue: “En la escala de El Santo, ¿cómo te sientes hoy?”.

Sólo los muy clavados —o conocedores— como el caso de los periodistas Orlando Jimenez y luego José Xavier Nava, repararon en mi muro al compartir ese meme, con las nueve imágenes del Santo, y de las que dos —o al menos una— eran de El Hijo del Santo y no de su padre.

“Un poco como la Secretaría de Cultura, confundido, bueno no tanto como ellos, que no distinguen entre dos personas y personajes distintos…”, comentó Orlando, autor del libro Terror del Rudo (Samsara-Macabro, México, 2015) que hace un recuento y clasificación de algunos de los mostros míticos del cine de horror mexicano, y de la lucha libre. Pepe Návar, coautor del libro Historia ilustrada del cine de luchadores ¡Quiero ver sangre!, editado por la UNAM, por su lado acotó: “creo que la imagen dos es del nefasto hijo de El Santo.”

Lo que sí sorprende es que en la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador, a dos meses y contando, esa institución dedicada al cine mexicano e internacional, no haya dado señales de que algo cambiará en ella, pues sólo vemos que hay cabida a Arturo Ripstein, así como a Roma de Cuarón que pasó de ser Cinépolis Coco a Cinépolis Cleo.

“El Santo protagonizó más de 50 películas, una de las más emblemáticas es Santo vs las mujeres vampiro, dirigida por Alfonso Corona Blake y estrenada el 11 de octubre de 1962″, apunta en una publicación de Facebook la Secretaría de Cultura Federal y luego remata:. “Disfrútala en FilminLatino”.

No es de sorprender, por otro lado, que Cineteca Nacional, todavía dirigida por Alejandro Pelayo, no haya habido una sola mención en sus redes sociales, al actor y luchador emblemático tanto en el cine como en el pancracio, ni una película del enmascarado. Lo que sí sorprende es que en la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador, a dos meses y contando, esa institución dedicada al cine mexicano e internacional, no haya dado señales de que algo cambiará en ella, pues sólo vemos que hay cabida a Arturo Ripstein, así como a Roma de Cuarón que pasó de ser Cinépolis Coco a Cinépolis Cleo.

La figura del Santo, en su aniversario luctuoso 35, no sólo fue descuidada por las instituciones de cine de este país tales como Cineteca Nacional y la misma Secretaria de Cultura, sino que además fue opacado por un video que se viralizó en el que la esposa del presidente López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller, al presentar su revista El Tepic Literario de Amado Nervo y sus contemporáneos se oye que dice Mamado Nervo, en lugar de Amado Nervo.

Vaya que esta Cuarta Transformación está castigando al sector cultura, además de confundir a sus ídolos “mamados”. He aquí los tres principios que se deberían cumplir del evangelio pejista: No mentir, no robar y no mamar.

©

José Antonio Monterrosas
Reportero Cínico y Repicante. Foto: Ingrid Concha.

José Antonio Monterrosas Figueiras es editor cínico en Los Cínicos, ha colaborado en revistas de crítica cultural. 

@jamonterrosas